El pasado nunca cierra los ojos
Chevy Stevens